logo
Viernes 20 de Enero de 2017
  • UF: $26.336,91
  • Dólar: $660,18


trucha-cuerpo

Mientras hace dos días la pesquera y acuícola Blumar, ligada a las familias Yaconi-Santa Cruz y Sarquis, anunció que paralizará sus siembras de trucha. Ahora es Camanchaca -firma vinculada a Jorge Fernández y Francisco Cifuentes- quien seguirá los mismos pasos.

El impacto de esta medida sería de consideración, sobre todo si se tiene en cuenta que ésta es una de las tres especies salmónidas que se producen en Chile por las grandes empresas acuícolas, junto con el salmón atlántico y el coho (ver gráficos).

Los casos y las razones


En conversación con Diario Financiero, el gerente general de Camanchaca, Ricardo García, comenta que decidieron “detener temporalmente la siembra de trucha en tanto no haya claros indicios de mejoras en la situación sanitaria asociada al SRS”. De todas maneras, el ejecutivo asegura que esta decisión “tiene un efecto marginal, ya que nuestro foco ha sido el salmón atlántico, con más del 80% de la producción en los últimos dos años”.

En tanto, el gerente comercial de Blumar, Eduardo Goycoolea, consignó esta semana a Undercurrent News que para el próximo año esperan producir 37 mil toneladas de salmónidos –salmón atlántico y trucha-, lo que implica 7 mil toneladas menos que las previsiones recientes que había hecho la compañía. Este ajuste se debe a la “falta de truchas”, dijo el ejecutivo, quien además agregó que “desde que tenemos licencias limitadas, preferimos centrarnos en el salmón atlántico”.

Goycoolea comparte con García el hecho de que la trucha ha estado complicada desde el punto de vista sanitario, y además, consigna otros dos puntos importantes: los rendimientos productivos y las dificultades en la comercialización.

Los rendimientos de la trucha, relata el ejecutivo de Blumar, aportan menos carne por ciclo de engorda. Aunque estos períodos sean más cortos que los del atlántico, tienen un rendimiento final de unos 2,5 a 3 kilos, inferiores a los 4 ó 5 que puede alcanzar un salmón atlántico.

La comercialización de la trucha también tiene problemas. “El mercado en Japón -el principal consumidor de la trucha local- tiene grandes fluctuaciones de precios. Sin mercados alternativos reales, estas fluctuaciones están lejos del nivel óptimo”, dijo Goycoolea.

AquaChile, la principal salmonera de origen local y con gran énfasis en truchas, indicó en su análisis razonado de 2013 que al cierre de año, las truchas representaron un 19% de su negocio, sobrepasadas por el salmón atlántico que significó el 39% de las ventas.

En tanto, en 2012 las truchas tenían el primer lugar, con un 31% de las ventas, seguidas por el salmón atlántico que ostentaba un 17% del negocio.

El precio de la trucha en 2013 subió un 18%, pero éste porcentaje fue contrarrestado por mayores costos de producción, indica AquaChile. Con todo, en la firma detallan que las ventas físicas de la trucha bajaron un 5% en 2013 con respecto al año anterior y los márgenes también fueron a la baja.

Sin embargo, gracias al alza de precios obtuvieron mayores ventas, las que alcanzaron US$ 143 millones, versus los US$ 128 millones facturados en 2012.

En la firma noruega Cermaq, también analizan el golpe en el negocio de las truchas. En una reciente presentación comentaron que, a nivel de industria, en 2013 bajaron un 43% las cosechas de ésa especie versus 2012, y totalizaron 133 mil toneladas, asimismo bajaron en un 26% los stocks de smolts de truchas. Para 2014, esperan un panorama casi idéntico a 2013, con una merma de un 1% en las cosechas.

Fuente: DiarioFinanciero

Asexma Chile A.G. / Huérfanos 786, oficina 808, piso 8, Santiago Centro – Fono (56)22498 4000 / (56)22498 4030